Sombra y luz

_JGB8123Entre el arroyo y el puente del tren minero, en las piedras demolidas de un antiguo molino de rodezno, la luz se deja ver poco. Apenas entra entre los viejos muros de piedra y los tupidos chopos de la rivera. A la sombra eterna de verdín y humedad llega a media mañana un sutil rayo de sol que hace las delicias de los helechos que pueblan los restos del viejo molino.

Leitzalarrea

IMG_4348_RAW2Los recios vientos cantábricos dejan a su paso la humedad del mar en el valle de Leizarán, convirtiendo el hayedo en un delicado paisaje de verdes y arroyos que desgravan el repunte del estío.

Cada día

_JGB7967Cada día, el Sol abre una de las siete puertas del paraíso. Cada día el tintineo de las llaves me despierta en este pequeño trocito de mi paraíso. Cada día el paraíso amanece delante de mis atónitos ajos. Cada día.

Agua en el agua

_JGB7900«Quisiera que mi vida
se cayera en la muerte,
como este chorro alto de agua bella
en el agua tendida matinal;
ondulado, brillante, sensual, alegre,
con todo el mundo diluido en él,
en gracia nítida y feliz.»

Juan Ramón Jimenez

Reflejo (V)

_JGB7429Excesos de luz para pintar lo real, lo confuso, lo reflejado.

Reflejo (IV)

_JGB7448No nos conocemos si no es en nuestro propio reflejo, no nos conocemos sin el espejo, sin la luz que nos ilumina. Somos a veces nosotros y a veces nuestro reflejo, somos la luz que nos alumbra.

De Estrella

_JGB7376El placer de ver, de observar algo tan sencillo, de reflejarlo y de enseñarlo, es patrimonio de todos los que afrontan con corazón sus sentimientos. Esta imagen captada por mi hija a sus diez años me trae toda esa inquietud que tenía por subir a ver las peonías de este año.

Verde (III)

 

_JGB7372_BW1La primavera viene a amplíar la paleta de colores y formas del bosque. Toda una pléyade de bichos y flores reparten color aquí y allá. Y el verde sempiterno de desenrolla de las hojas del helecho en volutas que poco a poco van convirtiéndose en el tapiz de fondo de la primavera. ¿Lo ves?

Pom-pom

Img054Como hay agua, hay corazón. Late en el estanque el nenúfar al ritmo de la vida, con su pom-pom imperceptible que riega de vida al agua con su fluido color y sonroja la superficie del agua enamorada. Como hay agua, hay corazón… pom pom, pom pom…

Primavera (IV)

_JGB0370.jpgEs primavera, el Sol se ha perdido en el agua, escondido, tímido, no quiere que se le moleste. Molesta resaca de un invierno.